miércoles, 14 de julio de 2010

Cabos sueltos

La sencillez es la mejor forma de corazón

Por Carlos E. Bojórquez Urzaiz.



La frase breve asemeja a la semilla, concede libertad, la fecunda, brinda esperanzas para que cada cual imagine lo que quiera y florezca, como aquellas grandes ceibas yucatecas que atraparon la atención del poeta de Guatemala, Rafael Gutiérrez. ¿Significa que el adjetivo ahoga? No se cuál sería la respuesta adecuada, pero intuyo que encarcela la imaginación de quienes obsequian decoro a lectura. Seamos breves, quizás la libertad habita el verbo natural más que las oraciones abigarradas. Un paliacate estampado en rojo, no resume las floraciones de los flamboyanes pero atrapa su brillo, la tersura de sus flores, y retiene el sudor cuando se porta en la frente, durante una jornada de doce horas.

Por su parecido a la semilla, la armonía del poema en frases breves, posiblemente se vea espigando como el maíz de siete semanas plantado en los cerros, gracioso, ansiado después de la temporada se seca, y  relacionada con el paliacate en la frente de una disimulada mujer cuyo agotamiento le cae como adjetivo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Ava María dijo...

Es tremendamente bello!